Pilares de la vida: qué son y la importancia para el equilibrio

Ningún ingeniero comienza una casa desde el techo, ¿verdad?

Primero tiene que construir la estructura, crear una base, hacer la base. 

Con los humanos, sucede algo similar. 

Es imposible tomar grandes vuelos sin contar con los pilares muy fuertes de la vida, apoyándonos y apoyándonos en eventuales caídas.

Todo es una cuestión de equilibrio. Un lado debe estar en armonía con el otro para que el todo funcione bien juntos.

Después de todo, ¿cuál es el punto de tener dinero si no tienes amigos de verdad? 

¿O ser un experto en establecer relaciones personales si no puede disfrutar de su propia compañía en momentos de soledad ?

Personal, social, financiero y de salud deben ir de la mano. 

Volviendo a la metáfora de la construcción, una casa para estar completa debe tener todas las habitaciones: dormitorio, sala de estar, baño y cocina. 

Su dirección puede incluso tener más piezas, pero la conclusión es estas cuatro. 

El resto es superfluo. En la vida también es así. 

Existen los pilares fundamentales para nuestro bienestar y el resto son meros accesorios.

¿Pero estás cuidando los elementos básicos que te llevan a la felicidad? 

¿O ha dado importancia a cuestiones menos relevantes?

Esto es lo que descubriremos a partir de ahora. 

¡Buena lectura!

¿Qué son los pilares de la vida?

Comencemos descifrando el concepto principal de nuestro artículo: ¿cuáles serían los pilares de la vida? 

Bueno, no son más que los elementos que respaldan nuestra existencia. 

Nos dan la fuerza para avanzar en la búsqueda de nuestros objetivos, nos mantienen saludables física y mentalmente y, lo más importante, juntos y en equilibrio, ayudan a garantizar nuestro anhelo de bienestar .

Hay cuatro pilares de la vida: lo social, lo financiero, la salud y lo personal. 

Cada uno tiene su importancia, pero la clave es que prevalece la armonía.

Pilar social

El pilar social se refiere a nuestras relaciones con los demás. 

Desde el principio, los humanos hemos sido creados para vivir en sociedad.

Incluso los hombres de las cavernas sabían que juntos eran más fuertes. 

Tenían más probabilidades de vencer a los depredadores, cazar y sobrevivir incluso si formaban pequeñas aldeas, tribus.

Y con el tiempo esto ha sido probado. 

Nadie puede ser feliz solo, por mucho que no debamos proyectar felicidad en personas que no sean nosotros.

Relaciones

En la vida, hay innumerables posibilidades para establecer relaciones. 

Los primeros lazos que construimos son con nuestros padres, más precisamente con nuestra madre.

Es una relación muy íntima, de cuidado, cariño y descubrimientos. 

Luego, gradualmente, crearemos otros enlaces. 

Con familiares, amigos, maestros, novios, compañeros de trabajo, eventualmente cónyuges y, por qué no, hijos. 

Esto es cuando el ciclo de vida se completa y vuelve al principio, pero con diferentes roles.

Todas estas relaciones nos traen cosas positivas. 

Son intercambios muy válidos, especialmente cuando van acompañados de sentimientos genuinos y carecen de cualquier tipo de prejuicio o juicio.

Al compartir ideas, emociones e información, evolucionamos, maduramos y nos convertimos en mejores personas. Más tolerante, empático y agradecido por todo lo que nos han traído estas relaciones, pero también malo.

Después de todo, no todas las relaciones en la vida serán 100% positivas. 

Siempre habrá peleas, malentendidos, decepciones, tirones de alfombras y falta de afinidad. 

Aún así, es posible aprender de todo esto, reflexionar sobre nuestros comportamientos y buscar desarrollar relaciones con aquellos que agregan algo y nos hacen bien.

Pilar financiero

El segundo pilar de la vida es el financiero. 

Te guste o no, el dinero puede no traer felicidad , pero sin duda ayuda a garantizar tu estabilidad y también a alcanzar algunos de tus objetivos.

Nadie habla de ser millonario ni nada. 

Solo en tener una buena condición económica para tener tranquilidad y no pasar ningún apretón.

Para tener dinero, generalmente tienes que trabajar. 

Y su actividad profesional debe ir acompañada de una serie de cuestiones relacionadas no solo con la productividad en sí, sino también con el placer de hacerlo.

Trabajo

Todos, como niños, tenemos el sueño de ejercer alguna profesión en el futuro. 

Futbolista, astronauta, bombero, médico, veterinario, presentador de televisión, etc.

Sin embargo, estos sueños no siempre se persiguen por una variedad de razones. 

Especialmente porque nadie tiene la obligación de saber cómo será cuando crezcas a la edad de diez años.

Aún así, uno debe ir en busca de su vocación . 

Si solo más tarde, cerca de ti para tomar el examen de ingreso. 

Trabajar en algo que disfrutas es un acceso directo a la felicidad. 

Imagina combinar placer con tu actividad profesional, qué maravilloso. 

Desafortunadamente, sin embargo, esto no siempre es lo que sucede. 

Quizás, podemos decir, solo una minoría tiene la suerte de estar en un trabajo realizando una actividad identificable.

¿El resultado de este escenario? Un trabajador desmotivado, estresado, triste y frustrado. 

Si este es su caso, entonces estamos teniendo un problema en este pilar de la vida. 

Si no está satisfecho en el trabajo, es prácticamente imposible garantizar el equilibrio en el que hablamos tanto. Porque esto terminará afectando negativamente a otros sectores.

Incluso puede estar ganando un buen salario, pero no puede renunciar a su bienestar. Por lo tanto, nunca es demasiado tarde para revisar su posición y buscar nuevos aires.

Incluso abrir su propio negocio es una opción. ¿Quizás como emprendedor no puedes sonreír de nuevo en el campo profesional? 

Pilar de la salud

Es posible que tenga grandes amigos, una familia maravillosa, un trabajo soñado, pero si su salud no va bien, todo esto hará poco bien.

No es que este pilar importe más que otros, pero, como dijimos, todos deben vivir juntos en armonía para que usted tenga calidad de vida .

Es cierto que el hecho de que otros sectores estén bien ya ayuda a nuestra salud, pero esto no es garantía de natación. 

Todavía se necesita mucho más cuidado. 

Alimentación saludable

¿Alguna vez has escuchado esa expresión: “somos lo que comemos”? Sí, tiene mucho sentido. 

Aquellos que tienen una dieta saludable son mucho menos propensos a desarrollar algunas enfermedades, como diabetes, presión arterial alta, problemas cardiovasculares y hepáticos, entre otros.

Por supuesto, solo tener una dieta equilibrada no lo resuelve. 

Hay otros factores que pueden causar las enfermedades mencionadas. 

La falta de ejercicio, los problemas genéticos y los hábitos nocivos como fumar, abusar del alcohol y no descansar lo suficiente también pueden ser factores complicados.

Siempre prefiera alimentos ricos en nutrientes y bajos en calorías, no al revés. Siempre que sea posible, coma proteínas más livianas como pescado y pollo.

Evite los alimentos grasos, los fritos y las llamadas comidas rápidas, que son prácticas pero no saludables.

Si va a excederse, hágalo con frutas, verduras y verduras.

Ah, la cantidad de comidas en el día y el intervalo entre ellas también es mucho tiempo. Trate de no estar demasiado tiempo con el estómago vacío.

Idealmente, coma cada tres horas y coma al menos cinco comidas al día. 

Cuando hablamos del cuidado de los alimentos, también estamos hablando de la importancia de la hidratación. 

Beba al menos dos litros de agua al día y en períodos de temperatura más alta puede beber aún más líquidos. 

Cualquier pregunta y para obtener consejos más específicos para su condición, comuníquese con un nutricionista. Es el profesional más calificado para prescribir una dieta saludable.

Ejercicios físicos

Aliado a una dieta equilibrada, lo ideal es practicar alguna actividad física regularmente. Además de hacer bien a la salud, realizar ejercicios es extremadamente placentero porque 

Esto se debe a que al hacer ejercicio producimos y liberamos endorfinas, una hormona estrechamente relacionada con la sensación de bienestar.

Pero estos no son los únicos puntos positivos de hacer alguna actividad física. 

Otro buen lado es la variedad. Hay muchas opciones de ejercicio, desde deportes de equipo hasta deportes individuales y movimientos más centrados y orientados.

Si te gusta reunir a la multitud y extender la actividad, convirtiéndola en una gran reunión, un partido de fútbol parece una buena opción. 

Nada mejor que un amigo desnudo para conversar el día después del partido. 

Ahora, si estás buscando una conexión más grande contigo mismo, hay otras opciones. 

Los ejercicios al aire libre como caminar y correr son excelentes en este sentido.

Para tonificar los músculos, el gimnasio es una alternativa interesante. 

Y si el objetivo es trabajar duro, su capacidad cardiovascular de natación o aeróbicos acuáticos son los más indicados.

Calidad del sueño

Ambos ejercicios requieren descanso no solo para el cuerpo, sino también para la mente. En este sentido, es esencial tener buenas noches de sueño . 

Y aquí, no solo estamos hablando de horas de sueño, sino especialmente de calidad.

Entonces, en la cama, no pienses en los problemas en el trabajo o en la discusión que mantuviste anteriormente con tu amigo.

La hora de acostarse es sagrada, es cuando recargamos nuestras energías para el día siguiente. 

Si tiene dificultades para relajarse , tome un baño caliente antes de acostarse y mire algo en la televisión para distraer su cabeza o, si lo prefiere, lea un libro. 

Para equilibrar todos los pilares de la vida, tal vez ninguno sea tan importante como la salud. 

Así que presta mucha atención a estos tres aspectos que acabamos de mencionar.

Pilar personal

El último pilar es tan importante como cualquiera de los otros tres y se ocupa de la relación establecida entre nosotros y nosotros mismos.

El alcance personal se trata de nuestras emociones, nuestra visión del mundo, cómo nos vemos, cómo lidiamos con nuestros anhelos, si estamos usando nuestras habilidades de comportamiento para nuestro beneficio. 

Es decir, es un ejercicio de autoconocimiento .

Emocional

¿Cómo te encuentras emocionalmente? ¿Está su mente llena de pensamientos positivos y optimismo , o incredulidad y negatividad?

El primer escenario es siempre el mejor, pero si el pesimismo es una realidad, no se pierde nada. Primero debemos encontrar la raíz de estos sentimientos. 

Lo más probable es que estén vinculados a los otros pilares.

Entonces necesitas trabajar en tu inteligencia emocional para que seas el verdadero administrador de tus emociones. 

Ningún mal pensamiento puede abrumar su capacidad de toma de decisiones, de lo contrario, se sentirá tentado a elegir el camino fácil, que casi nunca es la mejor opción.

No te dejes llevar por las creencias limitantes. Puedes, puedes. 

Espiritual

Muchas personas asocian el tema espiritual con una religión, lo cual no es necesariamente cierto.

Sí, algunos pueden encontrar su paz mental y la ligereza del alma en un ser superior, en una entidad religiosa. 

Pero, de hecho, la espiritualidad está mucho más ligada a su conciencia, a estar convencido de que practica la bondad y defiende los valores que cree que son correctos.

Una persona con un lado espiritual bien desarrollado traiciona sus creencias por nada y no relativiza los principios éticos . 

Es decir, mantiene intacta su moral.

La búsqueda de calidad de vida.

Con el equilibrio entre los cuatro pilares, la búsqueda de calidad de vida es mucho más palpable. 

La armonía entre todos los elementos es el secreto del bienestar.

Los orientales lo saben desde hace miles de años. 

No es de extrañar que tenga en Yin Yang un símbolo de su cultura. Pero esta no es una realidad distante de nosotros. 

Aunque estamos al otro lado del mundo, nuestro objetivo debe ser el mismo y mucho más cercano de lo que pensamos.

Después de todo, ¿cómo ser feliz con la estabilidad financiera pero sin amigos? 

¿Cómo puede uno sentirse satisfecho si las relaciones se basan en las apariencias y hay que traicionar los valores para mantenerlos?

¿De qué sirve si todos tenemos mala salud para disfrutar de nuestra familia y nuestro trabajo?

¿Solo vió? Todo es una cuestión de equilibrio. Si uno de los pilares de la vida no va tan bien, de alguna manera debemos rescatarlo. 

Equilibrio entre satisfacción y realidad.

La búsqueda de la calidad de vida aborda un dilema que Freud llama el “principio de placer y principio de realidad”, que no es más que el equilibrio entre lo que queremos y lo que tenemos o podemos tener.

En otras palabras, lo que quieres no es necesariamente lo que puedes o debes, así como lo que debes no siempre es lo que quieres hacer.

Y este es un choque que tiene lugar en todos los rincones de nuestras vidas, influyendo directa o indirectamente en nuestras elecciones y decisiones .

Una vez más, citando al padre del psicoanálisis, “saber es poder”, tan pronto como sepamos mejor las cosas, y en este sentido llega nuestra propia comprensión de nosotros mismos, podemos usar ese conocimiento para nuestro beneficio y hacer algo positivo con él.

Conclusión

Relación, trabajo, salud y sentimientos van de la mano. Cualquier desequilibrio en uno afecta a los demás.

Por lo tanto, cada cuidado es pequeño para desarrollar cada uno de los pilares de la vida para que ninguno quede atrás.

Recuerde la importancia de invertir en el autoconocimiento. 

Esta herramienta es vital para que podamos acercarnos a nuestros objetivos.

Y, por supuesto, siempre cuentan con el apoyo de la metodología de coaching. 

No solo para conocerse mejor, sino también para trabajar en temas relacionados con los pilares de la vida.

Pero y tú, ¿te gustó nuestro artículo? ¿Encontró este contenido relevante? ¿Crees que el equilibrio entre ellos es, de hecho, crucial para la búsqueda del bienestar y la calidad de vida ?